Obras maestras de compositores rusos en el próximo concierto de Ibermúsica
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Notícies d'esports, societat, economia, cultura, ciència i tecnologia en <strong>Aranjuez</strong> Aranjuez

Obras maestras de compositores rusos en el próximo concierto de Ibermúsica

Prokofiev y Rajmáninov el 1 de noviembre con Vladimir Jurowski al mando

Obras maestras de compositores rusos en el próximo concierto de Ibermúsica
divendres, 27 d'octubre de 2023

Superado al parecer el absurdo relativo “bloqueo” a todo lo que sonara a ruso, los grandes compositores de este país vuelven a sonar en las salas de concierto de toda España. Dos de las obras maestras de Prokofiev y Rajmáninov serán interpretadas en el Auditorio Nacional de Música de Madrid por la centenaria Rundfunk Sinfonieorchester Berlin el 1 de noviembre, de la mano de Ibermúsica, con Vladimir Jurowski como director y Jan Lisiecki como solista al piano. La crítica lo definió como "Quizás el pianista más 'completo' de su época". El día anterior visitarán Valencia (Palau de la música) y el siguiente Zaragoza (Auditorio de Zaragoza). La gira se enmarca en la celebración del centenario de la agrupación, una serie de eventos que comenzarán dos días antes en Berlín con un concierto en homenaje a la historia de la orquesta. En Madrid y a las 19:30 como es habitual, se interpretará el Concierto para piano núm. 2 de Prokofiev, y la Rundfunk Sinfonieorchester Berlin completará el programa con la Sinfonía núm. 3 de Sergei Rachmaninoff y el Scherzo fantástico, op. 25 de Suk.
 
Prokofiev era un estudiante rebelde de 22 años en el Conservatorio de San Petersburgo cuando completó la versión original del Segundo Concierto para piano en 1913. Dedicó la partitura a la memoria de Maximilian Schmidthof, un compañero de clase que se suicidó ese mismo año y le dejó a Prokofiev una nota de despedida. Según una reseña de la época, el estreno del Concierto dejó a los oyentes “congelados de miedo, con los pelos de punta”. El enfant terrible Prokofiev había escandalizado al público sólo cuatro meses después del tumultuoso estreno en París de La consagración de la primavera de Stravinsky que también causó impacto.
 
La obra está compuesta para una enorme orquesta que incluye una variedad de instrumentos de percusión. Por momentos, el piano parece llevado al límite y consumido por una potencia cruda y ardiente. Para el solista, las exigencias técnicas del Concierto son inmensas. En el scherzo, las octavas con ambas manos saltan a través del teclado durante casi 1.500 corcheas ininterrumpidas. En efecto dramático e intensidad de emociones, ocupa el primer lugar entre todos los conciertos para piano. El primer movimiento es realmente poderoso.
 
El manuscrito original inédito del Concierto fue destruido en un incendio tras la Revolución Rusa. Prokofiev reconstruyó la partitura de memoria en 1923. Según el compositor, en esta versión la música renació con un contrapunto más complejo. Le dijo a un amigo: "He reescrito tan completamente el Segundo Concierto que casi podría considerarse el Cuarto". La nueva versión se estrenó en París en mayo de 1924 con Prokofiev como solista y Serge Koussevitzky como director.
 
Una obra nostálgica
 
Se podría pensar que la Tercera Sinfonía de Sergei Rachmaninov es una pieza de absoluta nostalgia, una reliquia romántica demasiado madura que pertenecía a otra época incluso en el momento de su primera interpretación en la América adoptada por Rachmaninov en 1936. Es música que reflexiona sobre los recuerdos de una patria perdida y un pasado lejano en melodías de indulgencia melancólica y una estructura de melodía decadente. Las dos sinfonías anteriores de Rachmaninov lo habían marcado, pero de diferentes maneras. La Primera fue dirigida en 1897 por Glazunov, posiblemente bebido, y dejó una mala impresión. Su fracaso arrojó al compositor a una crisis de confianza. La Segunda, por el contrario, fue un gran éxito en 1908.
 
Al componer La Tercera en el exilio a mediados de la década de 1930 (fue escrito en Lucerna, donde Rachmaninov hizo construir una villa para él y su familia), Rachmaninov concibió una estructura sutilmente radical en la que un largo primer movimiento precede a una parte central que combina hábilmente el movimiento lento y scherzo y un movimiento final cuya energía y confianza externas pueden no ser todo lo que parece. Esta fue la última sinfonía de Sergei Rachmaninoff, estrenada el 6 de noviembre de 1936 por la Orquesta de Filadelfia con la dirección de Leopold Stokowski, casi 30 años después de su segunda incursión en el género sinfónico.
 
Música de proximidad
 
El día anterior a este concierto, el martes 31 de octubre en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional, Ibermúsica inaugura su nuevo ciclo de conciertos km0. Se trata de una programación extraordinaria impulsada por la Fundación Ibermúsica, con acceso exclusivo para abonados, basada en conciertos de pequeño formato, intérpretes de proximidad y obras de recuperación patrimonial de artistas españoles, con aforos reducidos y buscando la máxima cercanía con el público.
 
La inauguración estará protagonizada por Albert Guinovart, que ofrecerá un recital con obras de Germaine Tailleferre, Francis Poulenc, Matilde Salvador y una serie de piezas de su autoría. En los meses siguientes los protagonistas serán Laura Verdugo del Rey a la guitarra (jueves 18 de enero de 2024), Silvia Márquez Chulilla con clave (miércoles 7 de febrero de 2024) y María Zubimendi de la Hoz, con acordeón (jueves 4 de abril de 2024). Todos los conciertos serán en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional a las 19:30 ye l precio es de solo 15 euros, cualquiera que sea la localidad.
 
54 años de buena música
 
Ibermúsica fue fundada por Alfonso Aijón en 1970, quien se propuso traer a España las mejores agrupaciones sinfónicas del mundo. Desde entonces Ibermúsica, ha evolucionado en concordancia con los tiempos conservando la calidad artística, el rigor y la pasión por el arte y la música. La institución ha trabajado durante 54 años y la relación de artistas que han debutado en España de la mano de Ibermúsica es enorme, gracias a la profesionalidad que ha sido consigna de esta casa. Asimismo, gracias a Ibermúsica se han estrenado en España numerosas obras de compositores tan relevantes como Stravinsky o Shostakovich.
 
De la mano de Llorenç Caballero, actual Director General de la compañía, Ibermúsica sigue apostando por traer a nuestro país la mejor música con los mejores directores, solistas y orquestas del mundo en Madrid.
 
Quienes estén interesados en adquirir localidades, aún hay disponibles en: www.entradasinaem.es; tel.: 902 22 49 49 o directamente en las taquillas del Auditorio Nacional de Música.
 
Sigue a Ibermúsica en: www.ibermusica.es, en Facebook y en Twitter... y hazte AMIGO a través de su página web.

Col · laboren:COMUNIDAD DE MADRIDAyuntamiento de AranjuezREAL CORTIJO SAN ISIDRO
PORTALS DE LA XARXA PORTALDETUCIUDAD.com
Condicions d'ús - Política de privacitat - Política de cookies